Innovar con orejeras

Como sociedad, no nos equivocamos al innovar, pero sí cuando ignoramos lo que alteramos o disminuimos al innovar. Un ejemplo, entre muchos: https://www.theguardian.com/commentisfree/2018/aug/25/skim-reading-new-normal-maryanne-wolf

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.