Facebook y las fuerzas del mal

Estos días los asuntos relacionados con la responsabilidad y la regulación de las empresas tecnológicas son otra vez de actualidad. Lo seguirán siendo, pienso, durante bastante tiempo. La tecnología avanza más rápidamente que la regulación, y  hay muchos intereses en aprovechar los huecos que deja la regulación para hacer negocios, algunos de cuales son éticamente cuestionables.

El contraste entre las dos citas recogidas en la pantalla es ilustrativo de la brecha en cultura, ética y lenguaje entre tecnólogos con poca conciencia social y agentes con responsabilidad social que consideran que el sector tecnológico evoluciona sin el mínimo de control que sería apropiado.

No deja de ser curioso que si a algunos nos preguntaran por casos concretos de la «naturaleza humana» y «adversarios sofisticados» a los que se refiere el CEO de Facebook, mencionaríamos precisamente a Facebook y su liderazgo.

Un comentario final sobre la cita del Parlamento británico. Es posible que cuando dicen «no debería permitirse que» les gustaria haber escrito «no deberíamos permitir que». Al igual que en tantos otros retos colectivos, saber QUÉ conviene hacer es más fácil que acertar en CÓMO conseguirlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.