La trampa de las preguntas binarias

UBI at the MOBAl hilo de mi interés en el debate emergente sobre la renta básica universal, se me ocurrió someter una cuestión a votación sobre este tema en la «Wall Epic» de MOB&PAU una cuestión sobre qué hacer con una renta universal básica, con el resultado de la imagen.

La pregunta era:

«Si hubiera un salario universal básico para todo el mundo:

A. Trabajaría en algo que me apasionara.
B. Me dedicaría al sexo, las drogas, el rock&roll y los videojuegos.«

La figura muestra el resultado: la segunda opción fue la más votada. ¿Es representativo este resultado? ¿Hay que tomarlo en serio?

Por supuesto que no. Porque la muestra no es representativa, desde luego. Pero también porque las preguntas binarias tienen muchas posibilidades de ser tramposas. Sobre todo cuando quien pone la pregunta es también quien selecciona las opciones de respuesta de entre las potencialmente posibles.

Recuerdo estar presente cuando, a finales de los 70, al final de un seminario de Noam Chomski en M.I.T, alguien elogiaba la amplitud del debate entre ‘halcones’ y ‘palomas’ que los medios de comunicación de masas publicaban sobre la guerra del Vietnam. Chomski le alertó a estar más atento, señalando que se aceptaba el debate sobre si era mejor acabar de una vez la guerra lanzando una bomba nuclear sobre Vietnam o bastaba con quemar el territorio con napalm. Pero lo que no se ponía en ningún caso a debate, porque se daba por supuesto, era el derecho (o no) de los EEUU de librar una guerra en ese territorio.

Cuando se pretende contar con las opiniones de la gente para cambiar las cosas, una de las responsabilidades del líder o del facilitador es hacer bien las preguntas. Más ejemplos, ahora sobre temas de actualidad, en próximas entradas.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] sobre la supuestamente inevitable Cuarta Revolución Industrial proporciona un ejemplo más de la trampa de las elecciones binarias que apuntaba en otra […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *